Curiosidades

EL ORIGEN DEL CAFÉ FRAPPE

A pesar de que es posible que muchos se imaginaran el café frappe como una receta latina, la auténtica historia de esta receta de café helado nos traslada hasta el país griego.

En este país es verdaderamente popular, haciéndose usualmente con café instantáneo frío cubierto de espuma. Sin embargo, por lo sabroso de la receta y lo bien que funciona los días de calor (y los que amamos el café no podemos dejar de beberlo, mismo si hace calor), la receta se ha exportado a otros países y hoy es fácil encontrar diferentes versiones del Café Frappe original.

La historia de cómo el creador de esta bebida acabó con la idea es graciosa, pues Dimitris Vakondios, en busca de lo necesario para hacer su café instantáneo (y sin encontrarlo) se topó con agua fría y una batidora de mano durante una feria en Thessaloniki. Vakondios era empleado de Yannis Dritsas, representante de Nestlé, que en la feria presentaba un nuevo producto a base de mezclar cacao y leche para los niños.

En un descanso el empleado quería tomar un café y al no encontrar agua caliente, decidió coger la batidora de Yannis Dritsas para preparar el que se conoce como primer café frappe. El resultado los sorprendió y dio origen a una de las bebidas más populares del verano. Aunque en #lapetisacafe lo podéis degustar todo el año.

Prueba nuestros Frappés de caramelo, chocolate, fresa, dulce de leche, o Frappélatte. Personalizándolos a tu gusto.

Noticias Interesantes

La Historia del Brownie:

Brownie Chocolate y Nueces de La Petisa

El origen del brownie se ubica en Estados Unidos allá por el año 1897. El brownie es un bizcocho de chocolate con nueces fruto de un accidente culinario, un error de un cocinero que olvidó poner levadura al bizcocho de chocolate que estaba elaborando, pero ¿cómo no iba a estar bueno con estos ingredientes como base?, así pues, este bizcocho de crujiente por fuera y tierno y jugoso en su interior, se bautizó con el nombre de brownie (marroncito).

Disfruta con nosotros de un delicioso brownie de chocolate y nueces, frío o caliente, acompañado de una bola de helado de vainilla y un fudge de chocolate.